"A Lucas Brox le ocurre como a Otto Dix, ya que podría encasillarse dentro del expresionismo, pero su estilo en muchos de sus trabajos se asocia con principios de la Neue Sachlichkeit. En “El ocaso de la multitud” recoge varias tendencias del más puro expresionismo, debido a que sus obras son muy dinámicas, poseen mucha materia, están impregnadas de una coloración espesa y trata temas muy densos. Nos presenta diferentes estados de la decadencia humana distorsionando la realidad para expresar sus emociones. Toda la exposición está impregnada de oscuridad, oscuridad en todos los sentidos."
Sofía Martínez Hernández y Tànit Villamartin Espert